Nota publicada en Financial Times y El Cronista