El Planeta Tierra está aparentemente inundado de agua - nosotros lo llamamos “Planeta Azul”.


¿Pero, cuánta agua se encuentra disponible? Muy poca.

Solamente 2,5% de toda el agua de la Tierra es agua dulce y más del 97% es agua salada.

De esos 2,5% de agua dulce, más de dos tercios (68,7%) están congelados en forma de nieve y hielo, y más de un tercio está almacenado bajo la tierra como aguas subterráneas. Esto significa que solamente 0,3% de toda el agua dulce del planeta se encuentra disponible en forma de aguas de superficie en los lagos, pantanos, ríos y arroyos (Gleick, P. H., 1996: Recursos de agua. En la Enciclopedia de Clima y Tiempo).


Suministro de agua dulce del mundo, haga clic para ampliar el diagrama
Suministro de agua dulce del mundo, haga clic para ampliar el diagrama

¡Es sorprendente cuándo pensamos que la población global y todas las especies vivas son sostenidas por una cantidad tan pequeña de agua en el planeta! ¿Por cuánto tiempo aún será de esa forma?

El agua está circulando constantemente alrededor del planeta a través de un sistema llamado “ciclo hidrológico”. Vea el vídeo a continuación para aprender más sobre como el agua sigue su camino alrededor del mundo y contribuye con la presencia de diferentes ecosistemas en todo el planeta.

 

 

Del punto de vista humano, el agua está siempre en el lugar equivocado, de forma equivocada, o disponible en el momento equivocado. Eso porque la disponibilidad del agua depende de lo siguiente:

  • La cantidad de agua existente en un país o región - por ejemplo: precipitación, la presencia de ríos o lagos y aguas subterráneas almacenadas;

  • El número de personas y usos que el agua tiene que sostener - su demanda/consumo individual de agua.

A pesar de que las cantidades absolutas de agua dulce en la tierra siempre permanecieron aproximadamente las mismas, la desigualdad de la distribución del agua y asentamientos humanos continúan a creando cada vez más problemas de disponibilidad y accesibilidad del agua dulce. La incertidumbre con relación a la disponibilidad del agua es un desafío encarado por un número creciente de países, y algo que puede causar impacto sobre el crecimiento económico.

La escasez del agua ocurre cuando la cantidad de agua retirada de los lagos, ríos o agua subterránea es tan grande, que los suministros no son más adecuados para atender todos los requisitos humanos o del ecosistema, lo que resulta en el aumento de la competición entre los usuarios del agua y otras demandas.

Actualmente, alrededor del 40% de la población mundial vive en áreas carentes de agua. Esa proyección es de 50 a 65% para 2025. Alrededor de 2050, aproximadamente la mitad de la población mundial estará viviendo en áreas donde hay escasez de agua, aunque un 90% de todo el crecimiento poblacional ocurrirá en esas regiones.
 

Agua en el siglo 21


Agua en el siglo 21
Previsión de la disponibilidad de agua por persona en 2025, fuente: United Nations Environment Programme

Ubique su país en el mapa. ¿Cuál será la situación del agua en 2025?

Usted podrá ser afectado por los cambios relativos a la disponibilidad del agua (¿directa o indirectamente? ¿En caso positivo, por qué razón? ¿En caso negativo, usted tiene seguridad?


Lea como las actitudes con relación al agua están alterando, la continuación en este módulo.

Eche un vistazo en las páginas del punto Tome Actitud, para obtener ideas de cómo reducir su impacto sobre los sistemas de agua dulce ahora y en el futuro.

A pesar de que estamos viendo la disponibilidad del agua en términos de necesidades humanas, ella también es una necesidad vital para todos los seres vivos y ecosistemas que sostiene, y por lo tanto para nosotros también, a través de los servicios del ecosistema. Más de 1,4 mil millones de personas ahora viven en cuencas hidrográficas, donde los niveles modestos de necesidades ambientales de agua ya se encuentran en conflicto con la utilización actual del agua y ese número está creciendo (Smakhtin, V.; Revenga, C.; y Döll, P. 2004).

Si partimos del principio que para atender esa necesidad ecológica de agua, probablemente se agravará la escasez del agua humana. Esto nos pone en un dilema futuro - la necesidad humana por agua (para todas nuestras “necesidades”, no sólo para beber e higiene), ¿sobrepasa la necesidad ecológica? Y en caso de que sobrepase, ¿cuáles serán los costos a largo plazo?

A nivel global, no sólo contamos con menos del 1% de toda el agua dulce para sostener una estimativa de 7 mil millones de personas en todo el mundo, sino que también el agua accesible está distribuida de forma desigual.

 

Próximo > ¿Por qué invertir en agua?