Las actitudes con relación al agua están cambiando.

En las regiones con abundancia natural de agua, ese recurso esencial fue siempre considerado como garantizado. No obstante, en 2013, la crisis de abastecimiento de agua fue considerada como el tercer riesgo global más preocupante basado en un estudio realizada por más de 700 especialistas de la industria, el gobierno, el medio académico y la sociedad civil. La tabla de abajo ilustra la preocupación sobre la crisis del agua.
 

No. Riesgo Global
1. Crisis Fiscal en las principales economías
2. Desempleo/subempleo estructuralmente alto
3. Crisis del agua
4. Disparidad severa de rendimientos
5. Fallo de adaptación y atenuación a los cambios climáticos
6. Mayor incidencia de eventos de fenómenos meteorológicos extremos (Por ejemplo; inundaciones, temporales, incendios)
7. Fracaso de la gobernanza global
8. Crisis alimentaria
9. Fracaso de los principales mecanismos/instituciones financieros(as)
10. Profunda inestabilidad política y social

Fuente: “Global Risks Perception Survey” (Estudio de Percepción de los Riesgos Globales) 2013 a 2014

Los desafíos de aumentar la demanda y el uso competitivo del agua llamaron la atención para la cuestión del perfil de ese recurso esencial, llamando la atención de las comunidades y empresas de todo el mundo a las cuestiones del agua.

La tabla de arriba muestra que la crisis del agua se encuentra juntamente con los tres principales riesgos globales en términos de impacto y probabilidad, pero, ¿cuáles de ellos usted considera cómo las principales cuestiones ambientales qué enfrentamos?

En el caso de las naciones, el desarrollo social y económico está intrínsecamente relacionado a la calidad y disponibilidad de las reservas de agua dulce:

  • Desempeña un papel importante en la salud y productividad de la comunidad - ¡Una mano de obra saludable es más productiva!

  • ¡Es necesaria para el crecimiento y fabricación de todos los productos - El agua es utilizada en todo cuanto hacemos!

El consumo aumentó acentuadamente en las últimas décadas. Esa tendencia probablemente continuará en los próximos años, primero, debido al crecimiento poblacional y al mayor consumo individual causado por la mejoría de los estándares de vida. Al considerar la gran importancia del agua para las actividades económicas, las cuestiones relacionadas al agua dulce son ahora de importancia estratégica para las empresas, volviendo el agua un desafío fundamental del siglo 21.

¿Cuántos riesgos significativos usted consigue imaginar, que sean determinados directamente por una reserva de agua confiable?

En un trabajo realizado por el CEO Water Mandate (Mandato de agua de la ONU), se constata que existen dos aspectos para los negocios y los recursos de agua - riesgo y oportunidad de inversión. Los tres tipos de negocios de riesgo son:

  1. Riesgos Físicos: el riesgo físico, ya sea por escasez o por falta de agua, o ausencia de agua de calidad. Eso afecta principalmente a los sectores que utilizan el agua como parte de su proceso de producción, por ejemplo, las compañías agrícolas, procesamiento de comida y bebida y de energía;

  2. Riesgo Regulatorio: las condiciones de uso o de descarga del agua, por ejemplo, permisos y licencias (para la extracción), control de precios y estándares de calidad del agua (ej.: descargas);

  3. Riesgo de Reputación: el aumento de la competición por el agua debido a intereses económicos, sociales y ambientales posee un gran potencial para perjudicar la reputación e incluso la perspectiva de crecimiento de las compañías.
     

Los riesgos asociados a los negocios relacionados a la baja de la calidad y disponibilidad del agua son complejos y cada vez más significativos. No obstante, las empresas también tienen la perspectiva de diversas oportunidades de inversión en la eficiencia de agua, tratamiento y distribución de productos y servicios para una mejor gestión del agua.

Oiga como una compañía disminuyó la exposición a los riesgos ambientales a través de un método sostenible de negocio:

 

 

La mejoría del acceso al agua dulce posee un impacto positivo sobre las personas y comunidades conduciendo a beneficios sociales, económicos y ambientales significativos. La gestión eficiente de los recursos de agua dulce ayuda a sostener la agricultura, industrias, ecosistemas y comunidades.

 

Lectura Adicional

Sostenibilidad y Equidad: Un futuro mejor para todos (UNDP Human Development Report (Informe de Desarrollo Humano UNDP), 2011) – lea sobre el papel del agua para alcanzar la sostenibilidad.

Explorando la relación entre el agua y desarrollo económico (Datos correctos a partir de junio 2012)

 

Próxima > Pruebe usted mismo